ETAPAS DEL PROCESO CREATIVO V: EL DESARROLLO DE LA TRAMA

Continuando con el tema que hace un par de publicaciones explicaba sobre el proceso creativo, quisiera hacer, primero, un resumen de lo expuesto hasta ahora.

Cuando empecé a hablar sobre el proceso creativo comenté que suelo trabajar en todos mis cursos de guion pero sobretodo en el curso de Escribe tu largometraje, en 7 etapas todo este proceso de escritura:

Escuela de cine

La primera de ellas, La Inspiración, trata básicamente de estar atentos, con los ojos, oídos y la “piel” completamente en funcionamiento para ver, oír y sentir. Tener todos los sentidos trabajando en todo momento para que esa inspiración te llegue y conseguir una idea lo suficientemente potente como para poder empezar a trabajar.

La segunda: Soñar tu idea, trata de no centrarse tanto en la historia que quieres escribir sino dejarte llevar, realizar cualquier otro trabajo alejado al de la escritura teniendo en mente esa idea y confiar en el proceso.

guion largo

Una vez esa segunda etapa está lo suficientemente madura pasaríamos a la tercera donde empezaremos a trabajar sobre el esqueleto de nuestra historia desarrollando los puntos claves de ésta: detonante, 1º punto de giro, 2º punto de giro, clímax y resolución.

Vamos entonces a una cuarta etapa donde ya estaremos preparados para trabajar la construcción de personajes, para mi la verdadera clave de un guion puesto que prácticamente todas las historias ya están contadas, pero en cambio, pueden haber múltiples personajes sobre los que diseñar y conseguir un guion verdaderamente original.

Trabajadas estas primeras etapas, podéis ver el tema desarrollado en antiguas publicaciones de este mismo blog, vamos a empezar a ver cuál sería la quita de las estepas del proceso creativo: El desarrollo de la trama.

Cine clásico
proceso creativo

Lo primero se trata de identificar la trama de acción y la trama emocional de tu personaje (trama externa y trama interna). 

Dependiendo de la película que quieras contar, podría ocurrir que la primera de estas tramas tenga más peso que la segunda, como puede ocurrir en todas las películas de 007, por ejemplo, donde la trama de acción, es decir, todo lo que le ocurre al personaje por inputs externos, tiene mucha más relevancia que lo que le pueda pasar internamente, es decir, emocionalmente.

richard linklater

Todo lo contrario ocurre con la trilogía de Richard Linklater: Antes del amanecer, Antes del atardecer y Antes del anochecer, donde prácticamente nada les ocurre a los protagonistas, en cuanto a acción (inputs externos) se refiere, pero internamente, los personajes son sometidos a un montaña rusa de emociones.

Independientemente de la película que vayas a hacer, es importantísimo que se trabajen estos dos aspectos de la trama.

Una vez identificados podremos empezar a escribir una sinopsis de cuatro páginas, la idea es utilizar la primera para desarrollar el inicio de la historia, las dos siguientes para exponer todo lo que ocurre en la parte central de la película y la última página para exponer el final. Es conveniente centrarnos en no más de cuatro personajes y en los puntos de giro más importantes de la historia.

Después del desarrollo de esta sinopsis de cuatro páginas podemos empezar a trabajar con las Tarjetas de Estructura.

guion largo

Aunque hoy en día prácticamente todos los software de guion te dan la opción de trabajar con tarjetas, a mi, que tengo una personalidad sumamente nostálgica, me encanta utilizar el ya antiguo sistema de las fichas físicas, esos tarjetones de cartulina de 12×7 cm,  y pincharlas en la pared para tener una visión completa de toda la estructura de la película. Además me permite añadir datos, colores y marcar ciertas cosas como a mí me apetezca, algo que a veces los software no te permiten.

SOFTWARE GUION

En todo caso, la manera de trabajarlas, tanto en ordenador como en la pared, es la misma.

Cada tarjeta la utilizaremos para cada una de las secuencias. Se escribirá el Encabezado de cada una de las escenas  y una pequeña sinopsis de los que ocurre en ella. A veces ayuda escribir en el margen derecho el tipo de trama que se desarrolla en esa escena, algunos guionistas lo subrayan con distintos colores para identificarlas visualmente de una forma más fácil, por ejemplo: Rojo para las escenas de amor, Azul para las tramas de acción, etc.

En el margen izquierdo quizá te ayude escribir los nombres de los personajes que aparecen en esa secuencia.

Utiliza el sistema que mejor te funcione. La idea es tener a simple vista un panorama de tu historia y rápidamente ver si la estructura de ésta puede funcionar o no. Por ejemplo, utilizando las tarjetas quizá te des cuenta de que tienes varias escenas seguidas con mucha acción y de que te has olvidado de alguna subtrama importante que quizá te convenga entrelazar. Rápidamente puedes cambiar el orden de los tarjetones y analizar si la película funciona mejor o no con ese cambio.

Una vez sientas que esa estructura va por el buen camino puedes plantearte empezar a escribir la: PRIMERA VERSIÓN DE TU GUION.

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja una respuesta