El cine sostenible

Me considero una persona muy concienciada con el medioambiente. Aunque creo que el sistema establecido en España no es el más idóneo para ello, reciclo. Intento ser consciente de la cantidad de plástico que usamos. Mi casa está llena de cajas con pilas gastadas a la espera de llenarlas para tirarlas en un punto limpio. Jamás se me ocurriría tirar el aceite usado por el desagüe, y así podría continuar y continuar, pero cuando me propusieron escribir sobre producciones sostenibles tuve que detenerme un instante para saber qué y cómo se hace eso.

cine sostenible

Ya es bastante difícil levantar cualquier producción como para meterse en semejante lío, ese fue mi primer pensamiento. Me di cuenta de que no tenía ni la más remota idea de qué implicaba realmente llevar a cabo una producción sostenible. Por eso quise, ya que creo, por mucho que cueste, que ese debería ser el futuro de todas las producciones, profundizar en el tema hablando con dos valientes del sector: Pipi López y Belén Herrera de la Osa, que, a través de su productora Anida Producciones, han decidido embarcarse en rodajes sostenibles. Así que, aquí una pequeña entrevista sobre el tema:

¿Qué es una producción sostenible o el cine sostenible?

Como titular, una producción sostenible es aquella acción, sea del sector que sea, que consigue que la huella de carbono sea 0. Es decir, nuestra meta siempre debe ser que el impacto negativo que nuestra acción conlleva en cuanto al detrimento del medio ambiente y, por tanto, para el futuro del planeta, sea nulo. Y conseguirlo es muy, muy complicado, a veces, puede llegarte a parecer incluso imposible. Por lo que hay que tratar, dentro de estos términos de sostenibilidad, que este impacto sea lo menor posible. Y para ello una de las cosas más importantes, si no la más importante, es hacer una buena planificación desde el primer momento en el que se gesta un proyecto, hay que hacer un estudio de toda la producción desde que llega a tus manos. Tratándose del cine, deberíamos poder aplicarlo desde el guion, incluso desde la idea.

¿Por qué decidisteis montar una productora sostenible? 

Pues, ya en nuestro día a día y en las producciones en las que trabajamos para otras empresas, siempre hemos tratado de realizar “pequeñas acciones” que ayudasen. Como no imprimir documentación si no es absolutamente necesario, reciclar todo lo posible durante un rodaje, tratar de eliminar el consumo de plástico de un solo uso. Teníamos en mente hacerla desde hace tiempo porque estamos muy sensibilizadas con el mundo animal, con la forma de alimentarnos, con el reciclar, el reusar y el reducir, y nos planteamos que en el trabajo debíamos también tratar de plantear ser, y hacer que sean, más conscientes de que vivimos en un planeta finito y nos surge la necesidad de aprovechar la materia prima.

Pensamos que esta forma de actuar común de “no importa, voy deprisa y no me paro a pensar en las consecuencias del uso ilimitado de cualquier recurso» puede cambiar. Y para ello tenemos que empezar por uno mismo, con nuestra empresa. Quien nos contrate para llevar a cabo una producción, debe ser bajo nuestra forma de actuar: producción sostenible.

Y aunque parezca lo contrario, porque la pandemia ha abierto muchas mentes respecto a la importancia de cuidar el medio ambiente, la aparición de la Covid 19 nos ha frenado. Los protocolos actuales, hacen muy difícil llevar a cabo ese impacto 0 porque en los propios protocolos van inmersos acciones muy individuales, en viajes, catering y en una generación de basura imposible de reciclar. Eso sí, hemos ganado el online de la preproducción, pero es complicado hacerlo en rodaje.

Pero eso solo nos frena, no nos ha parado. Aún así, ahora más que nunca, debemos estudiar la forma de conseguirlo.

Habladme de vuestra productora, ¿Qué objetivos buscáis?

Un poco lo que hemos ido comentando: más allá de producir con sostenibilidad, buscamos que la llamada “Huella de carbono” sea 0. Buscamos encontrar nuevas formas de trabajo para poder conseguirlo.

No se trata solo de reciclar, de no usar papel, de trabajar online, sino de concienciar en la forma de hacer las cosas. Porque somos una industria que construye y tira en cada producción.  Somos una industria que trabaja bajo unos tiempos y unos presupuestos tan mínimos, que cuando estamos en rodaje las buenas intenciones, en la mayoría de las ocasiones, se tumban. Una industria que, a veces, avasallamos por donde rodamos por hacerlo más fácil o más rentable.

 

Y todo eso tiene que cambiar si queremos ser sostenibles. Hay que conseguir que los tiempos de preproducción sean mayores para estudiar la forma sostenible de llevar a cabo cada plano. Hay que conseguir sacrificar planteamientos de producción si genera gran destrucción. Hay que conseguir acciones sobre guion que eduquen. Hay que conseguir compartir y poner en común conocimientos y materiales.

Cine sostenible

¿Con qué retos y dificultades os estáis encontrando a la hora de levantar una producción sostenible?

Como hemos comentado, ahora estamos en una situación muy complicada con el Covid. Con el hecho del uso obligatorio de geles, mascarillas, test de detección, etc, ya puedes imaginarte la alarma que salta en nuestra cabeza en cuanto a gestión de residuos.

Ya hay muchas productoras con este talante y que intentan, como nosotras, en rodajes, activar acciones sostenibles como el reciclaje, el no uso de plásticos, el no imprimir y que todo vaya online, o el usar vehículos eléctricos y/o compartidos. Pero creemos que se trata de hacer mucho más y eso no va a ser viable si no generamos un cambio de conciencia real y un apoyo continuo entre unos y otros.

¿Cómo veis el futuro de las producciones sostenibles? , ¿Creéis que son viables?

Sí, sin duda, lo conseguiremos. Llevará mucho tiempo pero tenemos la suerte de pertenecer a una industria muy concienciada y camaleónica.

A pesar del poco presupuesto y apoyo que hay desde lo gubernamental para con la cultura, somos capaces de hacer las cosas porque nos importa más que el dinero.

Nos gusta aprender, nos adaptamos bien y sabemos cambiar. Ahora solo hace falta que nos lo creamos.

 ¿Qué debería mejorar para que en el futuro la mayoría de productoras fueran sostenibles?

Actuar desde la gestación del proyecto, trabajar desde el guion. Replantearnos todo, planificar desde una nueva conciencia de sostenibilidad. 

¿Qué les podemos decir a esas productoras que todavía no son del todo sostenibles? ¿Por qué deberían cambiar?, ¿Cómo les convencemos?

El cambio debe venir por el bien de todos.

No hay planeta B y nadie está exento de culpa de actuar contra el planeta.

Lo decíamos antes, hay que empezar por nosotros mismos por cada uno de nosotros y empujar para que las instituciones lo integren, por ejemplo, en las bases de las diferentes ayudas que existen para nuestro sector. 

Pongamos en marcha la gran frase de Machado ‘se hace camino al andar’ y ya hemos empezado a caminar.

Tampoco se trata de convencer, es suficiente con informar y educar, y el cambio llegará. 

Debemos ser conscientes del gran poder que tenemos entre nuestras manos desde la industria audiovisual: VISIBILIDAD.

Ahora, está en tus manos también el compartir e informar sobre que ya hay profesionales con esta inquietud, con este deseo. Un movimiento que lleva gestándose desde hace unos años. Y que tratará de avanzar hasta lograr alcanzar su meta, cueste lo que cueste.

¡Nos vemos en los cines!

 

suscríbete a este blog

Recibirás una notificación cuando

se publique un nuevo artículo

Deja una respuesta